El amor y la vida ganan la partida…siempre.

Voy en el tren, hacia Barcelona, estremecida por el silencio, las caras consternadas de dolor y tristeza, de incertidumbre y asombro. Yo me siento igual. Incapaz de  calcular cuánto dolor puede causar el dolor y el odio de unos pocos. Ayer, el 17/08/2017 tuvo lugar un atentado terrorista en las Ramblas de Barcelona. Puedo comprender la rabia, e incluso,  la agresividad, aunque no la justifico. Pero la violencia no la tolero.Nos encontramos en un momento en el que el terrorismo se ejerce sin diana. No hay blanco, todos lo somos. Hoy, pensando en ello, me ha costado salir de casa. Sin embargo, la vida y el amor deben ganar esta partida. Cuando el terror se convierte en algo tan indiscriminado no queda lugar para el miedo. Porque si se lo dejamos lo invadirá todo y moriremos de sufrimiento. Es imposible no entrar en pánico, no sentir terror, no desconfiar de todos y de todo, sin embargo,  la realidad es que las matemáticas ganan hacia el lado de la bondad, la solidaridad, el amor, la fraternidad, …. Hay que poner el acento ahí. Han sembrado tanto miedo que ya no sirve. Porque si sirviese la vida no tendría lugar. Así que me quedo con las imágenes que tienden una mano a quién la necesita, en este contexto y en cualquier otro, cada día hay mil razones y oportunidades para ayudar. Un fuerte abrazo a los que sufren y, otro, a los que alivian el sufrimiento.

 

Imagen de Marc Pascual en Pixabay 

 

Compartir la publicación

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.

Aquí tienes más por descubrir

En un clic nuevo post en tu
buzón. Escribe tu dirección.
¡Gracias!

Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Menú